Seguridad y educación pública, los problemas prioritarios de gestión para los porteños

4 de julio de 2015

¿Cuál es el problema prioritario a resolver en la próxima gestión porteña, de acuerdo a los votantes? Una encuesta realizada en la primera semana de julio por Observatorio Electoral en el ámbito de la Ciudad de Buenos Aires, sobre 600 casos en base a entrevistas telefónicas, muestra que para el 39,4% es la seguridad pública, para el 19,9% la educación pública, para el 9,5% los hospitales públicos, para el 8,4% el trabajo, para el 7,5% las políticas sociales, para el 7,1% la construcción de subtes, para el 2,8% los cortes de calles y protestas, y sólo para el 0,9% la política cultural, mientras que el 4,5% menciona otros problemas.


El dato saliente de este relevamiento, si lo comparamos con los resultados que esta misma pregunta arroja en otros lugares del país, o en la Ciudad en años anteriores, es la preocupación por la educación. Uno de cada cinco consultados respondió de esta forma. Lo de la seguridad en primer lugar, no es nuevo: lo habitual es que, en las encuestas de opinión pública sobre problemas prioritarios de gestión, aparezca la inseguridad en primer lugar, seguida por las variables socioeconómicas -trabajo, políticas sociales, obras públicas. La centralidad de la preocupación por la educación pública aparece como una demanda novedosa y distintiva de la Ciudad.


La razón de este ascenso de la preocupación por la educación pública es una cuestión a interpretar, cuya respuesta no surge de este estudio. Puede ser la consecuencia de una evaluación negativa del estado de la educación pública en la Ciudad, o de una demanda "aspiracional" de los porteños en esta etapa. Puede tratarse, también, de una respuesta influida por la toma de escuelas por parte de los estudiantes, que afectó a varios hogares y tuvo una importante repercusión en los medios. Hay que profundizar. Pero en todo caso, lo que sí podemos observar es que el aumento de la demanda por la educación no se vio reflejada en la campaña electoral porteña.

 

El tema apareció en el debate realizado en TN, y fue mencionado varias veces por los cinco candidatos. Pero ninguno de ellos hizo de la educación pública su eje central de campaña, como tal vez lo ameritaba de acuerdo a lo que muestra esta encuesta. De todos modos, hay que destacar que la valoración de la seguridad pública y la educación pública como problemas prioritarios no es la misma en todos los votantes.


Entre quienes votan por Horacio Rodríguez Larreta, para el 55,4% el problema prioritario es la seguridad, y sólo para el 13,7% es la educación pública. En cambio, entre los votantes de Martín Lousteau, para el 37,1% el problema es la seguridad, y para el 19,5% es la educación. La mayor diferencia se registra en los votantes de Mariano Recalde: entre ellos, para el 35,3% la prioridad es la educación, y para el 18,7% es la seguridad. De acuerdo al manual, y con estos números en mano, la campaña de Rodríguez Larreta debió concentrarse en la seguridad si quería fidelizar a sus votantes, o en educación si buscaba a los votantes de sus adversarios, y la de Recalde tuvo que hacer exactamente lo contrario. Sin embargo, ambos prefirieron eludir estas estrategias, y se dedicaron a otros temas, en los que se sentían más cómodos.